martes, 7 de febrero de 2012

Hooded Heroes #3

-¿Qué? ¿Cómo sabes nuestros puntos débiles?- El chico de ojos de felino se puso en guardia
-¡A buen entendedor pocas palabras bastan! Realmente no sé cuáles son vuestros puntos débiles exactamente pero me bastará que me ataquéis para que mi superior intelecto matemático pueda analizar vuestras debilidades. Por ejemplo… Yo sé desde mi primer enfrentamiento el punto débil de Tesla.

 Todos miraron a Tesla, que llevaba un rato discutiendo con Melt acerca de quién era el jefe del grupo. Ambos devolvieron la mirada como si no fuera con ellos.

-¿Cómo diantres has podido dejar que revele tu hándicap de superhéroe Tesla?
-Yo… Es que…
-¡Basta de cháchara! Contemplad… ¡El punto débil de Tesla!

 Uno de los brazos mecánicos de la Corbata Gris mostró ante todos un tablilla de color marrón oscuro cubierta con una escritura encima que parecían casetones en negativo.

-Una tableta de…
-…Chocolate…
-¿Qué broma es esta?
-¡¡Chocolate!!
-Oh, venga ya…
-¡Ven a por él, Tesla!
-¡¡CHOCOLATE!!

 De repente Tesla corrió hacia la cornisa con los ojos encendidos y chispeando energía. Su poder, el de la electricidad, se liberó violentamente al saltar para llegar hasta los brazos de la Corbata Gris. Su rostro era puro frenesí de guerrero.

-¡¡Ahora, mi fiel ayudante!!
-¡¡HUM!!

 De repente “algo” invisible golpeó a Tesla en un costado y lo envió contra una bombona cercana, dónde quedó inconsciente. Desde detrás de un sistema de ventilación apareció un hombre vestido con ropa de deporte, el pelo rubio y despeinado, barba y una mochila que parecía hecha con la misma tecnología que la mochila jet-pack de la Corbata Gris. Sonreía divertido y saludó como quien conoce de toda la vida a nuestros protagonistas.

-¡¡A las buenas!!
-¡¡Tesla!!
-¡Buen trabajo Yolok! ¡Con Tesla fuera de combate vencer a estos cuatro será más fácil que resolver una simple suma simple!

 Todos quedaron en guardia. Se mascaba la tensión en el ambiente. Y no sólo porque Yolok estuviera mascando algo. Melt hizo una seña con la cabeza a Splitter y este asintió. Luego se adelantó decidida.

-No deberías subestimarnos tanto. Que hayas dejado fuera de combate a nuestro compañero no quiere decir que tengas la victoria. Para eso antes deberás vencerme a mí, y no lo vas a tener fácil...
-¿Y quién eres tú, damisela?

 De nuevo ofreció su pose de brazos en jarra

-¡Mi nombre es Melt! ¡Soy la líder de este grupo de Héroes Encapuchados y la heroína más mona de varios kilómetros a la redonda! No podrás vencerme… ¡Porque yo no tengo punto débil!
-¡Tonterías! ¡Todos los antirrutinarios tenéis uno!

 Melt sonrió maliciosa

-Yo no
-¿Qué? ¿Y cómo es eso posible? ¡Si eso es cierto debes ser la más antirrutinaria de los antirrutinarios! ¡Eres una pieza que no puedo dejar escapar, por el bien de la rutina y el orden incontestable! Yolok… ¡Ella es el siguiente objetivo!

 El rubio barbado avanzó. Era bastante corpulento, lo que unido a su cara le daban en general aspecto de ser una persona peligrosa. Mostró uno de sus brazos. Extraños mecanismos lo adornaban

-Como eres chica te daré suavecito…
-¡No podrás darme!
-¡Heh! ¡Pues esquiva… ESTO!

 Movió un brazo como quien pega un puñetazo y le “dio” al aire. Entonces el propio aire se curvó y una onda de oxígeno compirmido avanzó violentamente hacia Melt. No pudo esquivarlo y cayó al suelo y entonces, por así decirlo, se deformó, como si nada hubiese estado dónde las ropas. Nadie habló. La Corbata Gris sonrió complacido.

 Para su sorpresa, la ropa volvió a ponerse de pie. Chorros de agua corrieron desde las mangas y cabellos azules ondearon desde la capucha.

-Ya os lo he dicho. No tengo puntos débiles. Soy agua ¡No se puede vencer al agua!
-Leches, como lo de Brus Li

 Melt levantó una manga y entonces un chorro de agua a presión surgió de ella, golpeando a Yolok en la cara. El gigantón cayó hacia atrás y sonrió.

-¡Puf! ¡Pues como ese sea todo el daño que puedas hacer vas lista, chica-agua!
-¡No quería hacerte daño, sólo te estaba confundiendo! Mis chicos ya han recogido a Tesla. Nos largamos de aquí.
-¿¿Qué??
-¡Chau!

 Tal y como había dicho, los otros tres encapuchados habían cogido a Tesla y habían desparecido. Una única “hoguera” de fuego azul turquesa era lo que quedaba. Melt se impulsó como si fuera un chorrito y se internó de lleno en las llamas, despareciendo con ellas. La Corbata Gris estaba del todo inexpresivo.

-¡MALDITOS ANTIRRUTINARIOS!

5 comentarios:

  1. En este capítulo tenemos por primera vez a Yolok, el superhéroe de Gifte. Disfrutadlo!

    ResponderEliminar
  2. Joer! Como mola!! Quiero máaaas!! xD

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado Tesla xD Me lo imagino realmente corriendo a por el chocolate xDD
    Ha estado geniaaal!

    ResponderEliminar
  4. "-Leches, como lo de Brus Li…"
    ¡¡Maldito seas!! Me he reido demasiado con eso... xDDD ay, mi hombro (tic raro que me da cuando rio mucho)

    Chocolate, no me lo esperaba xD ha molado

    ResponderEliminar
  5. Lo de Brus li, el punto debil de Tesla, y la ultima frase de la corbata gris me ha matado...xDDDD

    ResponderEliminar