lunes, 13 de enero de 2014

Tierra de las diosas

Todo el mundo conoce hasta el último confín de nuestras tierras. Todo el mundo sabe que si llega allí donde la tierra y el cielo se une, se encuentra con un precipicio. Si mira hacía abajo en el precipicio todo son nubes u oscuridad, depende del día.

En estas tierras existe un castillo construido dentro de una montaña en el centro de las tierras. El castillo fue construido en aquel extraño lugar porque su rey quería salvaguarda lo que la montaña esconde. Nadie sabe lo que es, solo el rey y las personas cercanas a él.



Estas tierras también tienen cinco templos conocidos. En cada uno habitan durante todo el año dos personas, una de las "diosas" y su paladín. Son cinco templos, cinco "diosas" y cinco paladines porque cinco elementos son los que dan vida a todo: tierra, fuego, agua, madera y metal.

Realmente no son diosas, son las reencarnaciones de las que un día poblaron la tierra.

Este mundo se mantiene en pie. ¿Quién sabe por cuanto? Pues donde reina la paz, siempre hay alguien que desea acabar con ella y las diosas así lo han profetizado. La tierra se fragmentará y se perderá, más un rayo de luz en esa época de oscuridad aparecerá y a cambio de un alto precia los salvará, aunque nada volverá a ser como antes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario