viernes, 16 de marzo de 2012

Ladrón encapuchado-Hooded Heroes Spin-off


Pasaba por ahí, en medio del tumulto, un joven encapuchado. Llevaba una capa con capucha roja, con la capucha puesta para tapar su cara. Una camiseta blanca y unos vaqueros cubrían el resto de su cuerpo, pero no podían verse puesto que el joven encapuchado se tapaba con su gran capa. Una mano salió disparada de la capa y, con una increíble destreza, volvió rápidamente a cubierto de las miradas de la gente con una cartera, que metió en una bolsa atada a su cintura. De la cintura, estaban atadas también dos vainas rojas con rubíes y envainadas en estas había dos cimitarras.
Una explosión estuvo a punto de revelar las acciones del encapuchado. Ya era la cuarta vez en menos de diez minutos. ¿Cómo iba el ladrón a trabajar con tanto jaleo? Realmente, tenía que poner fin a esto…
Encima de un gran edificio, dos luchadores estaban enfrentándose en una pelea a muerte. Uno de ellos era un hombre mayor con perilla, bien vestido, como si le hubieran sacado de una reunión. Claro, que no se solía ver a gente con brazos mecánicos y un sombrero tan extraño como el de suyo en una reunión.
El otro luchador era un joven con un poco de barba y una corbata exageradamente larga. Aunque era más remarcable la electricidad que salía de su cuerpo, pensó el encapuchado rojo.

-Estás acabado, Tesla… ¡Tus antirrutinarios días están acabados!- Dicho esto, empezó a flotar con la ayuda de su jet-pack y a atacar con sus brazos. Tesla esquivó los golpes y golpeó los brazos utilizando su electricidad. Saltó hacia su rival, que lo esquivó provocando una caída de bruces contra el suelo por parte de Tesla.
-Maldita Corbata… ¡Voy a patear tu grisáceo culo!
-¡Eso no será posible, porque yo, la Corbata Gris, conozco tu punto débil! Voy a hacer que entres en una rutina… ¡Por la fuerza!
-¿¡Pero se puede saber quienes sois y qué estáis haciendo?!- Los dos luchadores se giraron hacia un extraño joven que acababa de llegar hasta la zona de batalla. El joven se quitó la capucha y mostró su cabello castaño, así como una cicatriz que atravesaba su ojo de arriba abajo.
-¿Quién eres tú, algún aliado de Tesla? ¡No dejaré que arruines la rutina!
-¡Vete de aquí, si lo que quieres es ayudar a la Corbata Gris entonces me enfrentaré a los dos a la vez!- Gritó Tesla, con una pose de superhéroe.
-¡Lo que quiero es poder trabajar tranquilo! ¿Acaso no sabéis lo difícil que el carterismo cuando se oyen explosiones cada dos por tres?
-¡Si lo que quieres es que paremos, tendrás que esperar a que termine con este antirrutinario!- Exclamó el hombre volador, mientras lo atacaba con un brazo mecánico para alejarlo.- ¡Vete y déjanos tranquilos!

El brazo golpeó la nada. Nadie se encontraba allí, el intruso había desaparecido de pronto.
-¿Otro antirrutinario? ¿Pero qué locura es esta?
-¿Antirrutinario?- La voz salió de ninguna parte.- No sé de que me estas hablando, yo sigo estrictamente mi rutina… de hecho, según este reloj robado es mi hora de fastidiar a los demás. Aprovecharé que estoy aquí…- De pronto, el ladrón apareció detrás de la Corbata y golpeó con una de sus cimitarras la cabeza de la Corbata Gris… Causándole un gran chichón en la zona del golpe, ya que el joven había golpeado con su cimitarra de madera con todas sus fuerzas.
-¡Arg, que dolor! Pero has cometido un grave error, ahora conozco tu punto débil… ¡Te vuelves visible nada más sacar tus cimitarras!
-Utilízalo en mi contra…

Tesla estaba desconcertado. El ladrón había desparecido y aparecido en otro lugar, y estaba luchando contra su archienemigo. Pero no podía estar quieto más tiempo, tenía que luchar…
-¡Pero si ese es tu punto débil, atácalo con puños o patadas mientras eres invisible, sin tus espadas de madera!- Fue el consejo de Tesla mientras corría hacia la Corbata para golpearlo.
-Mis manos son para robar y mis pies para huir. No pelearé con otra cosa que no sean mis cimitarras. Puedo vencerte de todos modos, “señor rutina”.
-¡Eso me gustaría verlo con mis propios ojos!- Respondió la Corbata Gris mientras esquivaba un golpe de Tesla.

El joven de la capa roja desapareció de nuevo al envainar las cimitarras y, mientras esquivaba los golpes de Tesla, la Corbata Gris intentó localizar al ladrón por el ruido de sus pasos. Entonces oyó un ruido a su derecha y atacó con su mano hacia ese lugar. Desde el lado contrario, el ladrón le atacó con sus cimitarras y la Corbata Gris escapó por los pelos, pero recibió un puñetazo de Tesla. El joven cicatrizado sacó otra canica de su bolsa.
-Soy un ladrón experimentado, te aseguro que estoy acostumbrado a enemigos cómo tú.
-¡Pues entonces tendré que ponerme realmente serio!
Los golpes de la Corbata se volvieron más y más rápidos. Varias veces consiguió golpear a hombre invisible cuando se acercaba o a Tesla que no podía ni acercarse. Entonces, el ladrón agarró la bufanda de Tesla y los dos se volvieron invisibles. La Corbata Gris, desconcertado, siguió pendiente de la aparición de los dos enemigos.

Tesla, de un salto, salió disparado hacia la Corbata, en un momento, por su espalda, atacaba el ladrón. Los dos acertaron su objetivo, puesto que el adulto no se había recuperado de su asombro.
-¡Y así, con su nuevo aliado, Tesla ha derrotado a la Corbata Gris de nuevo!- Gritó Tesla, con su pose de superhéroes. Al no oír nada, se giró rápidamente y vio que tanto la Corbata como el joven habían desaparecido. Tesla se encogió de hombros y se metió las manos en los bolsillos. Notó algo en su bolsillo, había una tarjeta.
“He cobrado la ayuda por adelantado, espero que tu cartera tenga bastante dinero.
El ladrón de las cimitarras”
-¡Pero será…!- Tesla salió corriendo en busca del ladrón.



Cuando Tesla estaba ya suficientemente lejos, la Corbata Gris y el joven volvieron a aparecer. El ladrón estaba tapando la boca del adulto para que no hiciera ningún ruido.
-¿Por qué has hecho esto?
-La broma al chico ese ha sido la última de mi hora de fastidiar. Ahora es mi hora de ayuda a los necesitados y tú eras el más cercano. Ya te dije que seguía una estricta rutina. Ahora, si no te importa, me gustaría irme y proseguir con mi trabajo, el cual habéis interrumpido con vuestra maldita querella.- Dicho esto, el joven desapareció.
-Que joven más extravagante… Me pregunto quién será…
“Mi nombre es Arsénico Lapino. Y me pregunto si seré más extravagante que tu estúpido sombrero.”
La respuesta vino de ninguna parte.

8 comentarios:

  1. Me resulta increíble todo el movimiento que he logrado crear con una idea de una mañana de aburrimiento y los héroes que me enviaron unos amigos por Twitter ¡Pero lo más grande de Hooded Heroes son sus fans!

    Buen relato y gracias por molestarte en hacer este "fan-art" a mi saga xD Tal vez algún día ponga a Arsénico en la saga oficial.

    Moló! xD

    ResponderEliminar
  2. El spin-off ha molado!! Y yo quiero ver ese fan-art xD

    ResponderEliminar
  3. Wo! Me gusta este encapuchado, ha estado genial :D +Didupunto para ud

    ResponderEliminar
  4. ¡Cómo mola! ¡Me encanta cómo ha conseguido introducir a Arsénico entre Tesla y la Corbata y no ha resultado extraño xDD!

    ResponderEliminar
  5. Spin_chan, con fan_art se refiere al spin-off xD Pero quizás hago algun dibujo de Arsénico y si lo hago seguramente tambien lo haga de los demás HH en otra hoja ^_^
    Espero poder hacer al menos una historia más sobre Arsénico, en este caso sería sobre su origen (yo soy de esos, que escriben antes una historia sobre alguien que el origen de éste xDD)

    ResponderEliminar
  6. No ha estado mal, además le han robado la cartera a Tesla JOJOJOJO!!!!

    ResponderEliminar
  7. Maldito!!! No se de donde sacas tanto odio hacia Tesla! D: xDDD

    ResponderEliminar
  8. Maldito!!! No se de donde sacas tanto odio hacia Tesla! D: xDDD

    ResponderEliminar