viernes, 24 de febrero de 2012

Hooded Heroes #8

-¡Ese maldito boxeador! ¡Sabía que me haría imposible los planes desde el momento mismo en que lo contraté! ¡Da igual! ¡Para cuando llegue sólo habrá polvo de sus nuevos amigos!

 La Corbata Gris chasqueó los dedos de ambas manos. Más cañones asomaron entre las gradas. Entonces marcador del techo se transformó y reveló varias armas. Las pantallas mostraban la imagen de una V.

-¡VECTOR PREPARADO PARA DESTRUIR A LOS INTRUSOS! ¡MODO COMBATE ACTIVADO!
-¡Muy bien mi querido ordenador! Ahora…- señaló al grupo -....¡Utiliza el poder de la tecnología para acabar con ellos!

****

 Las manos de Felino abrieron sin compasión las puertas del ascensor, abolladas por golpes. Asomó la cabeza. Sólo estaba el hueco de la máquina.

-Perfecto, parece que está debajo de nosotros. Andando.
-¡Espera! ¿Y cómo subo yo?

 Felino miró a Yolok y se encogió de hombros

-No sé, tal vez puedas hacer una mega-flatulencia como la de antes…
-¡No ha sido un pedo! Era sólo aire… Lanzado por el culo.
-Definición de cuesco al canto

 Yolok pasó de seguir el interesante debate y miró el hueco del ascensor

-¡Este sitio es muy estrecho para eso!
-Agh… Qué remedio…- Felino saltó al agujero y se colgó de una pared -Sube por las escaleras. A mí me corre prisa llegar cuanto antes
-¡Hum! ¡Te echo una carrera!
-¡Vas a perder! ¡Yo voy por el hueco del ascensor!

 Yolok salió corriendo

-¡No si yo salgo con ventaaaaja…!

**** 

-¡Jajajajaja! ¿Sin palabras, eh? ¡Un sólo paso en falso y os agujereo las capuchas! ¡Jajajajaja!

 Tesla se adelantó

-¡Melt! ¡Camaleón! ¡Liberad a Splitter y huid! ¡Yo lucharé contra él!
-¡Pero Tesla, te necesitamos a ti para luchar contra Materia Oscura!
-¡Dejadme! ¡No podré hacer nada si no estáis a mi lado!

 La Corbata Gris disfrutaba con el espectáculo. Rió por lo bajo.

-Ah… Wayfinders. Todos iguales. Todos idénticos. No les importa arriesgarse y desobedecer lo que sea por las personas que les importan. Rompen la rutina por amor… ¡Y luego siempre sufren las consecuencias!
-¡Que sabrás tu de Wayfinders!
-Se mucho Tesla. Como se nota que nunca te lo he contado…
-¿El qué?
-Yo conocía a tu padre. Es más, yo fui su mejor amigo.

 Tesla quedó completamente en shock. Melt y Camaleón miraron sorprendidas el espectáculo. Splitter aprovechó la distracción para trazar un plan. La energía antimaterial de su poder empezó a relampaguear en torno a la mano que le aprisionaba.

-No…
-¿No qué? ¿No te crees que yo fui el colega de tu desaparecido padre? ¡Yo hablé con él antes de que muriera!
-¡Mi padre murió en el espacio, cumpliendo su misión!
-¡Tu padre murió porque me desobedeció! ¡Si no hubiera hecho el idiota aún seguiría vivo! ¡¡Pero siempre se salía de la rutina!!
-¿Que…? ¿¡Que significa esto!? ¿¿Te estás riendo de mí??
-No me estoy riendo de ti. Te estoy enseñando porqué te odio ¡Y porqué odio a todos los antirrutinarios como tú! ¡El saltarse la rutina e ir por libre sólo por tener ideales de libertad fue lo que me quitó a mi mejor amigo! ¡Eso y la maldita antirrutinaria de tu madre!
-¡¡¡CÁLLATE!!!

 Tesla reventó. Como si de una tormenta andante se tratase miles de rayos de pura energía recorrían su cuerpo crepitando y relampagueando. Corrió hacia la canasta y se impulsó con la energía. Un ejército de agujeros de cañón miraron hacia dónde se encontraba la amenaza de su jefe.

 Un golpe que sonó como un trueno recorrió la sala. La Corbata Gris cayó hacia atrás golpeada de lleno por el puño de Tesla. Ante la caída de su señor los cañones comenzaron a cargar para disparar.

-¡ONDA DE CHOQUE!

 Una onda azulada recorrió la habitación, comiendo todo el ruido y movimiento del lugar. La mano que mantenía atrapado a Splitter fue el origen de la explosión, pero, en lugar de ruido; las piezas quedaron flotando en el aire y en completo silencio. Un silencio real, que dolía escuchar. O más bien no escucharlo.

 Todo se quedó retenido en el tiempo, como si fuese una mancha de pintura que se va escurriendo levemente por una pared. Todo avanzó a una lentitud supina durante un momento, aunque podrían haber sido siglos y no se habrían dado cuenta. Entonces, de repente, el abismo al que Splitter había sumido la sala implosionó, y se llevó consigo a Tesla, Melt, Camaleón y Splitter, como si los hubiese absorbido un sumidero. El increíble suceso acabó como una llama azulada flotando en dónde había estado Splitter y los cañones moviéndose como desconcertados por la repentina desaparición de su presa.

-¡ERROR DE SISTEMA! ¡ERROR DE SISTEMA! ¡SUJETO TESLA WAYFINDER PERDIDO! ¡REPITO: SUJETO TELSA WAYFINDER PERDIDO! ¡ERROR! ¡ERROR!

 La molesta voz de su creación le sacó del knock-out. Las vetas negras que recorrían su cara se escurrieron como si se las hubieran limpiado con agua y huyeron en forma de una horrenda masa negra amorfa que correteaba hacia el conducto de ventilación más cercano. Se levantó atusándose la cabeza, intentando calmar el dolor de haber caído por el golpe de un puñetazo desde lo alto de una canasta de baloncesto.

-Aaagh… ¿Qué ha pasado? ¿Dónde estoy…?

 Un par de figuras entraron gritando por una de las puertas de la cancha.

-¡He ganado yo!
-¡Alucinas!

 Todos los cañones se giraron al mismo tiempo hacia los recién llegados. El repentino público les hizo mudar repentinamente.

-¿Yolok? ¡Y el antirrutinario gato! ¿Se puede saber qué hacéis juntos? ¿Qué ha pasado?
-Tú…- Felino habló preocupado, mirando inquieto los cañones -¿Puedes quitar… eso?
-¡Vector! ¿Qué haces en modo Defensa Total?
-¡SUJETOS ANTIRRUTINARIOS INFLITRADOS EN EDIFICIO! ¡SUJETO NO IDENTIFICADO HA OCUPADO LA SALA DE CONTROL CENTRAL! ¡SITUACIÓN DE PELI…! ¡ERROR! ¡ERROR!
-¡Vector! ¡Vector! ¿¿Se puede saber qué te pasa??
-¡SUJETO NO IDENTIFICABLE ESTÁ DESTRUYENDO ORDENADOR CENTRAL! ¡POSIBLES DAÑOS EN DISCO DURO! ¡SE RECOMIENDA APAGADO! 
-¿¿Quién es, Vector??
-¡IMPOSIBLE TRAZAR MAPA FÍSICO! ¡RUTINAS ARRUINADAS! ¡INSERCIÓN DE LÍNEA B EN A! ¡RAÍZ CUADRADA DE DOS! ¡ERROR! ¡ERRO…!

 De repente la voz de Vector se silenció. Las V de las pantallas del marcador mostraron unas pantallas azules con un mensaje de error. Los cañones bajaron las mirillas como deprimidos.

-¡Uf!- Yolok suspiró aliviado -¡Menos mal que se han quitado las cosas esas!

 La Corbata Gris no entendía nada de nada. Estaba en la peor de sus pesadillas.

-¿¡Pero me puede explicar alguien que diantres pasa!?

**** 

 Azules. Cada vez más oscuros. Tesla se sentía flotar en la nada. Poco a poco estos se volvieron negro. Y luego lo llenó todo el blanco.

 Se levantó. Estaba en un parque. Era de día, pero estaba nublado. Se paró a pensar. ¿No era de noche cuando fueron al edificio de la Corbata Gris?

 Se miró las manos para comprobar que estaba bien. Se asustó al comprobar que eran translúcidas.

-¿¿Qué dem…??

 La familiar voz de unos niños le sacó de su trance. Intentó moverse para mirar y se dio cuenta de que podía. Se acercó a un lugar del parque. Lo lógico sería acercarse a preguntar a alguien dónde estaba. Sólo recordaba que oyó la voz de Splitter y luego estaba metido en el horrible submundo de los cortes espaciotemporales. Pero realmente no iba a hacer eso. Iba a comprobar si esas voces eran las que él pensaba.

 Dos niños jugaban a pillarse mutuamente entre unos bancos y un subi-baja. Ambos eran muy parecidos, y a la vez diferentes. Parecidos porque eran mellizos y eran prácticamente iguales. Diferentes porque él los conocía bien. Y, claro, ¿Como no conocerlos?

 Eran él y su hermano.

 Tesla se asustó ¿Había viajado en el tiempo? ¿Sería un sueño? Se acordó de muchas películas y tuvo miedo de que mover lo más mínimo pudiera cambiar su presente y hacerle desaparecer. Intentó quedarse quieto y no moverse desde su posición. Pero no pudo evitar asomar un ojo por un lado del árbol y agudizar el oído.

 Apenas de se acordaba de eso. Jugar con su hermano. Pudo oír lo que decían. Se le hacía raro escucharse a sí mismo.

-¡Vamos Spen, se supone que tu eres el fuerte!
-¡Mientes! ¡TÚ eres el fuerte! ¡Tú tienes eso, yo no!
-¡Hum! ¡Si siempre piensas en eso nunca conseguirás superarme!
-¡No puedo superarte!
-¡ESO ES MENTIRA!- una figura desde un banco cortó la conversación de los niños.

 Tesla no pudo evitar emocionarse de verle una vez más.

-¡Papi!
-¡Spencer! ¡Los dos sois Wayfinders! ¡Los dos podéis llegar hasta dónde queráis, os lo he dicho millones de veces!
-Ya, pero, es que Tes tiene eso de mamá y yo no… ¡Además le regalaste ese collar!- se puso de brazos cruzados, se giró e infló los mofletes -¡Le queréis más que a mí!
-¡Ay, eres tonto, Spen!

 El padre, comprensivo, se acercó y le cogió entre sus brazos. Era fornido y fuerte, como cualquier persona que se entrena a diario. Pero, lejos de ir como un militar, llevaba una larga melena despeinada.

-Oye Spencer, deja de decir eso ¿Vale? Yo te quiero tanto como a Tesla. Y mamá también ¿No querrás hacer llorar a mami verdad?
-Pero es que… yo no soy especial…
-Tú eres tan especial como Tes, lo que pasa es que Tesla lo tiene más afuera que tú. Por eso mamá le dio ese collar. Tu lo que pasa es que tienes que trabajar más y esforzarte más para poder ser especial. Además… ¿Cuántos niños pueden decir que se van con su padre al espacio?

 Las caras de ambos niños se iluminaron de ilusión

-¿Vas a llevarme al espacio?
-¿¿Vas a llevarte a Spen al espacio??
-¡Claro! Sergei dice que le gustaría probar en él si puede conseguir habilidades como las de mami
-Espera… ¿Eso quiere decir que podré tener poderes cuando vuelva?
-Bueno… puede que sí, puede que…

 Spencer se liberó del abrazo de su padre y señaló desafiante a Tesla

-¡Ja! ¡Voy a tener un poder como tú! ¡Y voy a ir al espacio y tú no!
-¡Yo no necesito ir al espacio! ¡Yo me quedo aquí para combatir el mal!
-Anda que quien me mandaría a mí tener mellizos…

 Tesla (el del presente) lloraba desde detrás del árbol. Esa fue una de las últimas veces que lo vio. Luego todo fue muy rápido. La llamada por la noche, la casa vacía, Sergei desaparecido…

 Sergei. El mejor amigo de su padre. Jamás le conoció en persona. Cuando su padre murió en el accidente desapareció.

 Algo encajó en su cabeza. Se dio cuenta. La Corbata Gris no mentía.

 Lloraba. Quiso salir del árbol y abrazar a su padre otra vez pero tenía miedo de lo que pudiera pasar. Intentó girarse con cuidado y correr en dirección contraria pero de repente notó como una fuerza lo aprisionó. Fue como si le fueran a hacer picadillo. Gritó y entonces todo se esfumó en un horrible infierno de llamas azuladas.

 Abrió los ojos de nuevo. Estaba tumbado boca arriba en una azotea. Era de noche y hacía frío. Camaleón le miraba preocupada. O al menos eso es lo que expresaba lo poco que podía ver de su cara. Se intentó incorporar pero los escalofríos no le dejaban.

-¿Qué…? ¿Qué ha pasado? ¿Dónde estoy?

 Camaleón se quitó la capucha revelando una copia exacta de Tesla. Su rostro reflejaba preocupación.

-Escapamos con un mega-corte de Splitter pero parece que te quedaste atrapado dentro…
-¿Dentro?- Se incorporó asustado -¿Dónde está Splitter? ¡Tengo que preguntarle una cosa!
-No se encuentra bien…

 Miró hacia un lado. En un extremo de la azotea Melt estaba agachada sobre Splitter, que estaba tumbado en el suelo. El chico respiraba agónicamente y se retorcía como si se estuviera muriendo de un ataque. Alguien le había quitado la máscara de la boca para poder respirar mejor. Tesla se levantó inquieto.

-¿¿Qué le ha pasado??
-Ha gastado mucha energía. Tuvo que cogernos a todos en aquel mega-corte y luego tuvo que ir a rescatarte…
-¿A rescatarme de dónde?
-No lo sé. Sólo él lo sabe.

4 comentarios:

  1. Pero....pero.. PERO!!! ARCEUS!! MI CAPITULO FAVORITO DE TODOS!! TIENE DE TODO!!
    ....
    Perdón, es que me ha encantado de verdad :__)
    Yo quiero un recuerdo como ese :___________)

    ResponderEliminar
  2. Oidme! decidle a este chaval qe no pare qe esto engancha mas qe la nicotina:o:o:o:oxDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo espera un poco, que tiene que escribir la historia. Raak dijo que iba a sacar dentro de poco el proximo capitulo.

      Eliminar
  3. Uff capítulazo...historia, acción...de todo como dice spin-chan; por cierto el dúo de Felino y Yolok es tronchante xD

    ResponderEliminar